martes, 28 de diciembre de 2010

El Vallenazo


Eleazar viaja a Escocia, uno de esos viajes que el acostumbra hacer, tanto por gusto que por trabajo.
Una vez más el príncipe MacFergus lo aloja en su castillo.
A la hora de la cena pasan todos al comedor que mide 20 metros de largo. La chimenea está prendida y Eleazar aprovecha el calor que entrega antes de ir a sentarse.
La ama de llaves trae una sopera llena de Scotch broth.
"Y Sir MacFergus, usted tiene algo que ver con el entrenador del Manchester United? pregunta el secretario de Eleazar?
-No lamentablemente. Pero lo conozco, si quieren entradas para el partido de después de mañana las consigo sin problema.
-Sería maravilloso" dice el secretario que tiene estrellas en los ojos como si le hubieran prometido su primera bicicleta para navidad.
Viendo que Eleazar no se entusiasma mucho le pregunta:
"Y usted de que equipo es?
-Santiago Wanderers
-Perdón?" fueron dos las voces que se unieron para hacer esa pregunta la de Sir MacFergus y de un hombre que acaba de entrar al comedor vestido de una chaqueta acolchada.
Sir MacFergus se levanta para recibir a su invitado.
"En este caso, tengo el agrado de presentarle a Jorge Lafrentz."
Eleazar se para y le da la mano.
"Encantado.
-Creo que esto no puede ser solo una coincidencia, le contesta Jorge. Era nuestro destino conocernos."
Eleazar no pone los ojos en blanco frente a la palabra mencionada, pero aún así lo destaca mentalmente.
"Déjeme hacerle esta pregunta antes de seguir hablando, dice Jorge, en que año fue fundado el club? y le guiña un ojo, pero Eleazar no se da cuenta.
-En agosto 1892 pero lo que realmente importa es que empezaron con el fútbol en 1897
-Tendremos que hablar después de la cena"

Todos se vuelven a sentar y cenan hablando de todo menos de deporte.
Al terminar se levantan de mesa y pasan a un salón más chico.
El mayordomo sirve Glenfiddich 1937 y todos lo saborean antes de volver a hablar.
"Don Eleazar, aún que no haya aparecido en las noticias tuvimos que despedir a Llop.
-Oh, lo lamento mucho.
-No lo haga. Como le decía hace un rato, es algo mayor que hizo que nos conociéramos hoy en Escocia bajo estas circunstancias, quiero que usted sea el nuevo entrenador del Santiago Wanderers"
Eleazar se queda pensativo unos segundos.
"Obviamente no espero respuesta enseguida...
-Acepto.
-Ah si??? un gallito, una voz supra-aguda, son lo que demuestran, ademas del sudor que ya se hace visible en su frente, el temor del secretario.
-Enserio? pregunta Jorge a su vez.
-Si, y además tengo un nuevo jugador."

A partir de ese momento la fama del Wanderers se hace más y más famosa, para no decir que la notoriedad del club incrementa de manera exponencial.
El nuevo jugador, Karlos Valle tomo el número 2 en vez de Schultz, hace maravillas, a pesar de su posición poco ventajosa para la fama el mundo lo ama.

Todos los caturros lo alaban y tiene más de un altar.
Sus antiguos alumnos se asombran de los milagros que realiza en la cancha.
Solo Eleazar podía tener la visión de lo que sería este jugador al verlo en su antigua profesión.

En un entrenamiento unos días antes del Clásico contra el Everton, Núñez se lesiona.
Eleazar en vez de poner a Muñoz como todo el mundo lo espera, cambia al nuevo 2 a ser delantero.
La barra habla a sus espaldas, se dice que por eso no se usan a los ingenieros de entrenadores.
Se espera lo peor, pero el estadio se llena de todos modos.

A los 5 minutos Villaroel, el capitán del equipo, le pasa, no sin hesitación, una pelota a Valle.
El empieza con su gran destreza en el juego de las piernas a hacer los ejercicios que siempre se hacen en entrenamiento, unos pases de un pie al otro, hace rebotar el balón en la punta de su pie.
Todo el estadio está en silencio, entonces Valle levana la pelota, prepara si pie derecho con el angulo y la inclinación perfecta y hace el gol más perfecto e inesperado de la historia.
Maradona queda chico frente a esta demostración de la maestría del cuero.
Este movimiento quedará en todos los espíritus como "El Vallenazo"

2 comentarios:

Danièle dijo...

Excellent, j'adore, quel talent! Et toutes les références, qu'elles soient futballistiques ou écossaises, tu es carrément époustouflante! Je t'adoooooooooore! (et suis tellllllllllement fière de toi)

Anónimo dijo...

yo creo que a la mayoria nos importa, y nos importas